Galería de Juan José Detzel

La Quebrada de los Cóndores.

Sierra de los Quinteros y Quebrada de los Cóndores: miles de sensaciones, díficiles de explicar...
Un Maravilloso espectáculo natural para los ojos de quien se atreve a llegar a un lugar inaccesible...

Al sur de la provincia de La Rioja se encuentra la Reserva Natural Quebrada de los Cóndores, donde se puede ver a casi un centenar de cóndores planear a metros de los visitantes.

Es un paseo interesante donde se puede combinar con otras actividades en circuitos alternativos como el de Pinturas Rupestres o realizar pesca de truchas en piletones naturales de agua cristalina.

El viaje a la Quebrada de los Cóndores se realiza en vehículos de doble tracción desde las localidades de Tama u Olta, pueblitos ubicados en el sur de la provincia de La Rioja,
a 180 kilómetros de la ciudad de La Rioja Capital.

Esta geografía de serranías y quebradas está compuesta por rocas graníticas cubiertas de pastizales donde se protege la comunidad de cóndores andinos que están al borde de la extinción.

MIRADOR DE LA QUEBRADA
Después de una caminata de casi dos horas, se arriba a un mirador natural de la quebrada de los cóndores, se trata de un gigantesco peñasco que sobresale del acantilado
unos tres o cuatro metros a unos 1.800 metros de altura.

El ascenso siempre hay que hacerlo con mucha precaución porque el terreno es sumamente sinuoso. Ese mismo camino lleva hasta casi la cima, donde puede sentirse rodeados
de cóndores que nos sorprenderán sobrevolando sigilosos, muy cerca de nuestras cabezas.

Los ejemplares dan vueltas sin problema hasta que se pierden entre las rocas donde tienen sus nidos. Los cóndores son monógamos y suelen volar en pareja, eligen a su campañero
y lo preservan de por vida.

Es maravilloso verlos volar en pareja por toda la quebrada, con un vuelo ágil y armonioso que se desarrolla por todo el desfiladero.