por Juan José Detzel.

Todas las correcciones de color que se le realizan a una imagen son destructivas, porque modifican el estado de los pixeles que la conforman y, a partir de grabarla, ya no es posible volver al estado anterior.

Aún cuando la corrección de color se haya hecho para mejorar la calidad de la imagen, ese estado original se ha modificado y los pixeles han perdido su color original para adquirir otro, sin que quede registro de cuál era el color que originalmente poseían y con ello la imposibilidad de volver a su estado anterior.

Por lo tanto, es muy importante estar seguro de lo que se está haciendo cuando se manipula el color de una imagen, además de tener en cuenta algunas consideraciones sobre las distintas alternativas que ofrece Photoshop para minimizar el riesgo de equivocarse y maximizar la posibilidad de regresar al estado anterior de la imagen.

Antes de realizar los ajustes de color y de tono, debe considerar lo siguiente:

• Utilice capas de ajuste para ajustar la gama tonal y el equilibrio de color de la imagen. Las capas de ajuste le permiten volver atrás y realizar sucesivos ajustes tonales sin eliminar ni modificar de forma permanente datos de la capa de la imagen.

• Si prefiere prescindir de las capas de ajuste, puede aplicar los ajustes directamente en una capa de la imagen (con este procedimiento, siempre se elimina una parte de la información de la imagen).

• En proyectos importantes, donde debe conservar la máxima información de la imagen, es mejor que la imagen con la que trabaje sea de 16 bits por canal (imagen de 16 bits).

• Duplique o cree una copia del archivo de imagen; de esta manera, conservará el original y podrá regresar a ese estado en el momento que lo desee.

• Quite defectos como motas de polvo, suciedad y raspaduras de la imagen antes de realizar los ajustes de tono y de color.

• Abra los paneles Informacióno Histogramaen vista expandida; a medida que evalúa y corrige la imagen, los dos paneles muestran información importante sobre los ajustes.

• Puede realizar una selección, utilizar una máscara o configurar el documento con componentes de imagen en distintas capas, para limitar los ajustes de color o de tono a una parte de la imagen.

 

Corrección de imágenes.

A continuación se describe un procedimiento de trabajo genérico para corregir la tonalidad y el color de una imagen:

1.- Utilice el histograma para comprobar la calidad y la gama tonal de la imagen.

2.- Para acceder a los ajustes tonales y de color, asegúrese de que el panel Ajustesse encuentre abierto. Haga clic en el icono oportuno para acceder a los ajustes que desee realizar.

3.- Ajuste el equilibrio de color para quitar tintes de color no deseados o corregir colores sobresaturados o infrasaturados.

4.- Ajuste la gama tonal mediante los ajustes de Niveles o Curvas.

• Comience las correcciones tonales ajustando los valores de los píxeles de iluminación y sombra extrema de la imagen, de forma que se establezca una gama tonal global en la imagen. La definición de las iluminaciones y las sombras suele redistribuir los píxeles de medios tonos de la forma apropiada. No obstante, puede que tenga que ajustar manualmente los medios tonos.

• Para mejorar los detalles de iluminación y sombras, utilice el comando Sombra/iluminación.

5.- (Opcional) Realice otros ajustes de color: después de corregir el equilibrio de color global de la imagen, puede realizar ajustes adicionales para mejorar los colores o producir efectos especiales.

6.- Enfoque los bordes de la imagen: como uno de los pasos finales, utilice los filtros Máscara de enfoqueo Enfoque suavizado(el enfoque necesario para las imágenes varía según la calidad cada imagen).