Captar imágenes pobremente iluminadas no es cosa sencilla, y los modos automáticos no son capaces de adaptarse a todas las combinaciones posibles de iluminación y distancia focal.

A casi todos nos gusta tomar fotografías nocturnas (paseos familiares, fuegos artificiales, decoraciones navideñas, etc). Sin embargo, aun cuando utilizamos flash y seleccionamos el “Modo Nocturno” de la cámara, casi nunca nos sentimos realmente satisfechos con la calidad de las fotos.

Normalmente, la mayoría de las veces hay que recurrir al modo manual. Para esos casos pueden ser de utilidad algunos de los siguientes tips, resultando fundamental realizar mucho ensayo y error.

 

1) Asegurarse de que la cámara permita controlar sus parámetros en forma manual.

Algunas cámaras digitales muy básicas no tienen la opción de controlar manualmente los parámetros de exposición: apertura del diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad. 

Para la fotografía nocturna lo ideal es poder controlar todos los parámetros en forma manual:

• Apertura del diafragma: normalmente va desde f1.4 (completamente abierto) hasta f22 (mínima apertura).

• Velocidad de obturación: es el tiempo que tarda en abrir y cerrar el diafragma. Normalmente va de 30 seg. (más lenta) a 1/8.000 seg (más rápida). 

• Sensibilidad: este parámetro define cuán sensible a la luz es el sensor de la cámara (equivalente digital de las antiguas películas). ISO100 es el nivel de sensibilidad normal. ISO200 tiene el doble de sensibilidad de ISO100, mientras que ISO400 tiene cuatro veces la sensibilidad de ISO100. 

 

2) Experimentar cambiando los parámetros.

La fotografía digital ofrece la ventaja de poder tomar muchas fotos y observarlas sin tener que gastar en película y revelado. Aproveche esa ventaja para tomar la misma foto cambiando los parámetros de exposición. Haga un “guión” escrito con las diferentes combinaciones y evalúe los resultados de cada una para determinar los ajustes ideales en cada tipo de escenario.

En general se pueden lograr mejores resultados en los siguientes rangos:

• Apertura del Diafragma: f1.4 (completamente abierto).

• Velocidad de Obturación: Entre 1/1.6 seg y 1/15 seg.

• Sensibilidad: A partir de ISO400

Una vez que se haya experimentado lo suficiente, ya se estará familiarizado con los ajustes típicos para diferentes condiciones de iluminación.

 

3) Mantener la cámara estática.

Dado que la fotografía nocturna requiere tiempos de exposición relativamente largos (> 1 seg), se debe evitar cualquier vibración de la cámara durante este tiempo, a fin de garantizar fotografías nítidas. Lo ideal es utilizar trípode y disparador remoto. 

 

4) Verifique el enfoque.

Finalmente, se debe considerar el uso del enfoque manual (si la cámara dispone de esta función), ya que en la mayoría de las cámaras digitales no funciona el sistema de enfoque automático (AF) en ciertas condiciones de baja iluminación.