El horquillado o bracketing es una función de la cámara que, cuando está habilitada, permite disparar hasta 3 fotos consecutivas en las que la propia cámara va variando los parámetros de exposición automáticamente; oteniendo así una foto subexpuesta, otra expuesta correctamente y una última sobreexpuesta, según la medición del fotómetro. 

Esta alternativa tiene mucha aplicabilidad en condiciones difíciles y sobre todo variables de iluminación, donde no habrá posibilidades de repetir una toma.

En condiciones normales no suele utilizarse, ya que si se puede repetir la toma, es preferible corregir el fallo tras ver el resultado en la pantalla y/o el histograma. 

 
 Que es y en que consiste el horquillado o bracketing